Menos set de costura y más WiFi

¿Por qué cuesta tanto tener WiFi aceptable en un hotel?
¿Por qué cuesta tanto tener WiFi aceptable en un hotel?

Durante los últimos días he asistido al VMworld que se ha estado celebrando en Barcelona. No voy a hablar aquí de lo que ha dejado el evento en cuestión, pues eso ya lo he escrito para BYTE TI, pero sí de uno de los detalles que me llaman la atención cada vez que salgo de viaje y que nunca he mencionado.

Normalmente, a los periodistas nos alojan en hoteles que la inmensa mayoría de nosotros no pagaríamos si fuéramos de vacaciones o a pasar un fin de semana de ocio y relax. Por ejemplo, en este caso, el hotel es un conocido cinco estrellas superior de la ciudad condal. La categoría mínima de los hoteles a los que vamos es de cuatro estrellas y es de ellos sobre lo que voy a hablaros hoy. Concretamente de su equipamiento, tanto tecnológico como de otras fruslerías que te encuentras una vez que pasas el umbral de la puerta de la habitación.

Cuando uno llega a uno de estos alojamientos, lo hace con dos intenciones: descansar y encontrar facilidades para desarrollar su trabajo. La primera se logra con creces, sólo faltaría, pero en el segundo de los casos, a veces, he encontrado mayores facilidades en un hotel medio que en uno de estos denominados de lujo.

El primer problema y el más complicado de solucionar es el del WiFi. Vamos a ver, si estás pidiendo 300 euros por noche, lo normal es que el WiFi me lo ofrezcas incluido en ese precio. Si un McDonald’s lo ofrece por tomarte una cheeseburger, el del kiosco de prensa te lo da también sin ni siquiera tener que comprarle el periódico y el autobús de la empresa municipal te lo regala para hacerte más placentero el trayecto al trabajo, ¿por qué una buena parte de estos hoteles te lo cobran como un extra y al módico precio de 20 euros por día? Vale, estamos de acuerdo. Eres un hotel con clase y distinción. Eres glamouroso y en la entrada principal tienes siempre atasco de Porsches y Lamborghinis. Por supuesto, estás en tu derecho de clavar cinco euros por un mini-envase de Pringles, aunque sean las mismas que vende el chino de abajo, pero hombre lo del WiFi ya no es como hace una década, que te permitía venderlo como un extra y como algo que te diferenciaba de la competencia. Ahora no. Cobrar por una cobertura wifi ya no te reporta clientes. Muy al contrario, te los quita.

Pero no acaba aquí la historia. En la mayoría de los casos la conexión va a pedales. ¡Coño! ¡Ya que me cobras, por lo menos intenta que la conexión funcione en condiciones decentes! Pero es que, aunque lo ofrezcas de forma gratuita y lo incluyas dentro del precio de la habitación, también deberías hacer que el WiFi fuera de una calidad, al menos, aceptable. Claro, encima engañas al cliente y si uno de tus huéspedes te reclama la nula cobertura normalmente se soluciona con un: “No se preocupe señor, ya hemos avisado a los técnicos y van a resolver el problema”. Ah, en ese caso ya me quedo mucho más tranquilo, sólo que es en ese instante cuando empiezas a ver la imagen del técnico de marras y te imaginas a un señor, Ducados en boca, que lo único que hará será encender y apagar el router y obviamente… ¡el WiFi sigue sin funcionar!

He estado en hostales y hoteles modestos y la cobertura inalámbrica funcionaba como un rayo, así que muy posiblemente preferiré que me pongas una conexión buena a que me encuentre entre las “amenities” un mini set de costura con aguja y diferentes tipos de hilos y botones, que muy posiblemente nunca utilizaré durante mi estancia.

Otro de los problemas habituales que uno se encuentra es el de los enchufes. En muchos casos, no hay ninguno libre y como lo que prima es el diseño de la habitación están escondidos. En realidad tiene su lógica: si tú no encuentras el enchufe, llegará un momento en que no podrás disfrutar de la mierda WiFi que te ofrecen. Pero yo soy muy intenso y si no lo encuentro me dedico a indagar dónde acaba el cable eléctrico de la lámpara para poder conectar el cargador de mi smartphone o el del portátil. Porque sí, en muchas habitaciones sólo te encontrarás a primera vista un enchufe: el del baño, pero con un cartelón enorme encima de él en el que te advierte de que sólo puedes usarlo para conectar una maquinilla de afeitar, así que ni se te ocurra enganchar el cable de tu tableta porque lo más lógico es que pueda estallarte en la cara.

Eso sí, igual que los enchufes brillan por su ausencia (o por estar más escondidos que el dinero de Urdangarín) teléfonos hay unos cuantos. Concretamente en este último hotel había ni más ni menos que cuatro: Dos en las mesillas de noche, otro en el escritorio y otro más en el baño, pegadito al retrete. ¿Para qué? ¿Acaso si tengo un apretón me van a entrar unas ganas locas de empezar a llamar a través del teléfono? ¿No sabéis que muchos usuarios se llevan el móvil mientras están en el baño? De verdad que no entiendo por qué a nadie se le ha ocurrido pensar que cuatro teléfonos en una habitación son innecesarios. Sin embargo, se agradecería que pudieras tener unos altavoces para poder conectar el smartphone y escuchar la música que llevas en él. Vamos a aceptar que tener un WiFi en condiciones es compilcado pero ¿tanto cuesta poner una regleta de enchufes en el escritorio?

Finalmente entramos en el apartado de televisión. Normalmente son aparatos gigantes, con el volumen “capado” no sea que te vaya a dar por poner el Surround a todo trapo y molestes al de la habitación contigua. Mal, eso está muy mal: deberías tener una insonorización decente. Esto se consigue con unos tabiques más robustos. Pero, no obstante ese no es el mayor problema: te has dejado una pasta en poner una Smart TV en todas las habitaciones y ¡la colocas en una esquina, alejada de la cama de tal forma que el huésped tenga que hacer verdaderos ejercicios de contorsionismo para poder ver la tele!

Podía seguir con más cosas como esas duchas en las que el agua no llega con presión, o esa manía de tener puesto el aire acondicionado a todo trapo de tal forma que uno parece que entra en el Polo en vez de en una habitación de hotel. O la que a mi me parece más curiosa y que se encuentra en hoteles de todo tipo de categoría: ¿alguien se pone los zapatos con calzador o soy yo el único raro que se compra los zapatos de su número y por ello no le doy uso?

Así que dado que hablamos de hoteles había pensado en dejar un vídeo de Iggy Pop, el de su tema, The Passenger, pero he preferido elegir este otro, con mucho más ritmo y cuya música fue tan bien aprovechada en el inicio de la película Trainspotting y que lleva por título Lust for Life.

Anuncios

24 thoughts on “Menos set de costura y más WiFi

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. byenrique 18/10/2013 / 12:40

    Pues no te auguro buen futuro amigo, porque como diría cierta alcaldesa, también en esto nos hemos acostumbrado a un nivel demasiado alto.

  3. Vietnamitas en Madrid 24/10/2013 / 23:02

    Buenisimo el artículo, los enchufes nos ha pasado alguna vez tener que elegir o cargar el móvil o tener lámpara 🙂

  4. aitor 25/10/2013 / 01:26

    Venga a ver si superais esta, en uno de malaga que estuve yo, tuve que desenchufar la tele!!! Las lamparas llevaban el cable directo “empotrado” en la pared…y efectivamente en el baño solo admitia la maquinilla de afeitar, venia todo muy bien explicado en el mismo cartel de la bañera de hidromasaje en la que entrabamos otros dos como yo…

    Un poco de seriedad señores hoteleros… que estamos en el siglo 21 y hasta que no se invente nada mejor los humanos vamos enchufandonos por todos lados…

    Mas wifi y mas enchufes en las habitaciones!!!

  5. David 25/10/2013 / 03:22

    Hace unos años me pasaba media vida viajando, por motivos de trabajo, a hoteles de esos que nunca podría pagarme con el sueldo que cobraba en ese mismo trabajo. Y no dejaba de darle vueltas a lo mismo que has expuesto tan bien en este texto.

    Me has recordado un odio que tenía casi olvidado. Gracias!!

  6. javier martin 25/10/2013 / 05:20

    buenas..
    coincido plenamente contigo. si no hay wifi en el hotel, no seremos clientes.

    • Manuel Navarro Ruiz 25/10/2013 / 11:41

      El problema es que, a veces tienes que ir a determinado hotel. Si lo tengo que pagar yo, evidentemente, no voy a ese hotel.
      Gracias por el comentario.

  7. Mister lala 25/10/2013 / 10:13

    Hay otra graciosa: que la tele vaya por cable y sólo tengan los canales que les deja la antena parabólica. Yo estuve el año pasado en un hotel de Madrid por la carretera de Osuna y de la treintena de canales españoles sólo se veían tres.

  8. beavies 25/10/2013 / 10:25

    Desde mi humilde ignorancia, porque no soy ningún experto en wifi ni conozco todos los maravillosos inventos que hay en esta tecnología, la respuesta es sencilla: simplemente los hoteles no quieren gastarse la fortuna que cuesta una buena instalación de wifi + contratar un ancho de banda a Internet lo suficientemente potente para aguantar la carga cuando hay mucho luser como tu conectado.

    Por el ancho de banda:

    En el hostal de la doña pepi, con 5 o 10 habitaciones con una o dos antenillas y una conexión adsl típica ya suele dar el pego y dar una buena experiencia a su inquilino, pero uno hotel con 100 habitaciones, suponiendo que esta ocupado al 80% son 80 habitaciones que posiblemente sean dobles = 160 personas las cuales pueden llevar el portátil + móvil + tablet? = tranquilamente puedes llegar a 200 dispositivos conectados simultáneamente a la red. Estando en Barcelona no debería ser problema porque ¡coño! ahora hay disponible fibra de 100Mb a un precio razonable por lo que un hotel podría y debería gastarse unos eurillos en contratar 1 o 2 (o un acceso si-me-tri-co) fibras, pero por desgracia, fuera de las capitales, normalmente solo hay disponibles ADSL que no te aguanta 200 dispositivos dándole caña a Internet y las conexiones de ancha banda (real) en estos lares suelen tener precios prohibitivos (o no… pero hablo de miles de euros al mes)

    Por la instalación wifi:

    Si, puedes gastarte 50€ por antena linksys wrt typical y te funcionará bien. Pero como se te conecten MUCHOS dispositivos, una antena barata no suele aguantarte mas de 30-50 dispositivos simultáneos en una antena. Algunos te diran que si, pero por experiencia se que no es que no te aguanten 30 dispositivos simultáneos, si que los aguanta pero _puntualmente_ cosa que provoca cortes en la conexión, etc

    Por lo que a) tienes que pillarte antenas wapas (unifi es una posible excepción, ¡al loro!) que suelen costar 200-1000€ unidad y si ademas tienes una area extensa que cubrir (varias plantas, etc) tendran que pillase varias antenas (que provoca otro tipo de problemas) lo suyo es pillarte un controlador wifi para que la cosa furule bien.

    Resumiendo: una buena instal·lacion wifi en un hotel “grande” (100 habs?) puede llegar tranquilamente a un coste de 5 digitos + los costes mensuales de mantenimiento y acceso a Internet.

    Por tanto: porque cuesta tanto que en sitios donde hay potencialmente MUCHOS dispositivos va mal el wifi? pues fácil. POR PASTA.

    y lo mejor de todo: por mucha pasta que te dejes, no se te garantiza al 100% que funcione bien porque después entra en juego las interferencias de los wifis de los alrededores, de la propia gente, de los metales, electrodomesticos, mandos a distancia, telefonos inalambricos…… etc.

    Si necesitan una buena conexión en un hotel pregunten antes de reservar si almenos tienen toma de red en la habitación (por cable, si… es menos chachi, pero almenos la conexión no tendrá problemas…. el acceso a Internet quizas si, pero de conexión no :).

    Ale, espero no haberlos rallao….

    Beav.

    • Marc 25/10/2013 / 11:10

      Ya que te pagan el hotel de lujo, también tienen que pagarte el wifi, eh? Gástate el dinero en un pincho módem, tío rata!

      Escrito desde mi wifi pagado por mí.

      • Manuel Navarro Ruiz 25/10/2013 / 11:35

        1.- El hotel no te lo pagan por placer. Vas a trabajar porque da la casualidad de que el evento al que asistas, muy posiblemente, se celebre en ese hotel. Si no, tal y como se dice en el post, no pagaría un hotel de lujo para no pisarlo más que para dormir.
        2.- La mayoría lleva el “pincho módem” como tu lo llamas.
        3.- Creo que no has entendido el post. Se trata de que si se gastan el dinero en, por ejemplo, poner cuatro teléfonos en una habitación, mejor invertirlo en una conexión wifi decente ya que la mayría de los que se hospendan en este tipo de hoteles lo hacen por cuestiones de trabajo no por temas de ocio
        4.- Ya que te cobran por el acceso a la WiFi, lo lógico es que ésta funcione correctamente y eso no siempre ocurre.
        5.- Gracias por el comentario 😉

    • Manuel Navarro Ruiz 25/10/2013 / 11:40

      No quieren gastarse la pasta en poner una conexión wifi decente, pero sí lo hacen en: poner una desmesurada cantidad de teléfonos fijos en la habitación, gastar en aire acondicionado/calefacción de forma descontrolada, sets de costura que nadie utiliza, gorros de ducha, calzadores de zapatos, cafés, leche y tés solubles que nadie bebe porque se te puede descomponer el estómago, infinidad de papeles y sobres,… la lista es interminable. Creo que sería mejor que precindieran de muchas de estas cosas y pusieran una conexión wifi decente.
      ¡Gracias por leer!

  9. Frunjiano Monoculo 25/10/2013 / 11:47

    El problema es “me pagan la habitación”. Si la pagas tú… ya te la buscarías a tu gusto y con los dispositivos y enchufes que necesites. “Oiga? ¿Tiene la habitación 2 enchufes? ¿No? Pues me voy a otro sitio, gracias”
    Pero como te la pagan… El hotel lo ve de este modo -> Cliente: “blablablabla blabla… nosequé de una wifi… etc. etc.”. Hotel: “Pues no estará tan mal cuando te quedas, repites y nadie se va.”
    Además, creo que lo que te cobran es para que no la uses y evitar lo que te ha explicado beavis.

    • Manuel Navarro Ruiz 25/10/2013 / 11:51

      ¡Exacto! Pero entonces, si las empresas te mandadn a los hoteles para que trabajes, ¿por qué no buscan hoteles que tienen WiFi gratuita?
      Gracias por el comentario.

      • Frunjiano Monoculo 25/10/2013 / 12:16

        En la casa de cada uno harán de manera distinta, pero al final de lo que se trata es de que los argumentos habituales para seleccionar un hotel son: Ubicación (master), precio, comodidad, servicio… No te olvides que se trata de encontrar un sitio para dormir. Ni para ver la tele, ni para leer, ni para conectar tu mac por trabajo y yaquestoymebajounapeli…
        ¿Tú te desplazarías 40 km en coche por un hotel con wifi? Yo no, por eso la wifi va detrás de “ubicación”. ¿Cuánto pagarías por una wifi en condiciones? wifi detrás de “precio”. “hijo mío, tenemos wifi DPM pero te tendrás que limpiar la habitación tú si la quieres limpia de verdad”… Ya me entiendes.
        Ah! ¿Qué la pides gratis? Sí claro, ese debe ser el punto. Móntate un hotel pues y llénalo de turistas, comerciales, técnicos a domicilio, periodistas… ofreciendo wifi gratis.
        Yo también clamaba lo mismo, pero chico, cada uno lleva su negocio como le sale de lo de hacer tortillas. Y si no quieren regalar algo, pues que lo cobren. Tú como consumidor siempre puedes irte a otro hotel.
        Prueba en los de extrarradio y polígonos industriales. No te quejarás de wifi.

  10. quepocaideateneis 26/10/2013 / 11:51

    Deberías leer un poco más sobre la normativa del wifi en hoteles y restaurantes… la mayoría que ofrece ese wifi gratis lo hace ilegalmente, ya que se pasan la normativa por el forro de los cojones

    • Manuel Navarro Ruiz 26/10/2013 / 12:40

      La mayoría de los clientes no tiene por qué conocer la normativa que debe cumplir un hotel o un restaurante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s