Big Data, el adivino que no sale de madrugada en la TV

Fuente de la imagen: http://cloudtalent.co.uk
Fuente de la imagen: http://cloudtalent.co.uk

Las situaciones de crisis propician que seamos más imaginativos, menos acomodaticios. Sin embargo, el sector tecnológico lleva dando la matraca con los mismos temas desde hace unos cuantos años. Por mucho que parezca que nos encontramos ante una verdadera revolución tecnológica, bajo mi punto de vista, no es del todo cierto. Creo que la denominada revolución tecnológica ya se produjo hace muchos años, concretamente desde que Internet fue adoptado por la práctica totalidad de la sociedad. Es a partir de este momento y gracias a ella cuando empiezan a sucederse la aparición de nuevas soluciones, productos y servicios que pueden cambiar la forma de actuar de las personas. Sin embargo, el mantra tecnológico actual no incluye ninguna novedad: todo son simples evoluciones y mejoras de aparatos o herramientas de las que ya se disponía hace unos años. Así que las tecnológicas intentan comernos la cabeza con cuatro tecnologías que son las mismas desde hace al menos cinco años y que según siguen diciendo los sesudos analistas seguirán marcando tendencia. Vamos, algo así como la Hello Kitty que continúa de plena actualidad a pesar de los años. Estas cuatro tendencias que se repiten en el tiempo son: Redes Sociales, Cloud Computing, movilidad y Big Data. No hay entrevista que realice en el que no salga a relucir uno de estos términos. Y desde hace varios años. Sin embargo, por poner un ejemplo, a nadie se le ha ocurrido inventar una tecnología que incremente la vida de las baterías cuando se le da caña a un smartphone o en un portátil. No, hay que ir con unas cuantas baterías de repuesto o cargadores portátiles porque ningún equipo es capaz de aguantar un Madrid-Nueva York del tirón. Eso sí que sería revolucionario.

De estas cuatro supuestas tendencias, quizá la más complicada de entender por la gente de la calle es Big Data.  Las otras tres, al pertenecer al pleistoceno tecnológico (sí, aunque te parezca lo contrario la nube ya existía allá por el año 2000 y Gmail se empezó a utilizar hace casi diez años), son más conocidas por el gran público pero, ¿qué es eso del Big Data?

Lo intentaré aclarar un poco. Pon cualquier cadena televisiva a partir de las 2:00 de la madrugada. Te puedes encontrar con infinidad de campeonatos de póker, canales que venden aspiradores robot y también todo tipo de pitonisas, brujos y adivinos. Vamos a tomar como ejemplo al “Bendiciones” de la Sexta, un tipo con pinta de famélico al que si te lo encuentras por la calle no sabes si te quiere leer la mano, entregarte una ramita de romero o pedirte un bocata de calamares. El caso es que el individuo se pone delante de la cámara, vende su rollo esotérico y ¡la gente le llama! Con unas cuantas preguntas ya recopila los datos suficientes de la persona para lanzarle su previsión, siempre positiva, nunca negativa no vaya a ser que se quede sin un futuro cliente.

Pues eso, pero con mayor dignidad, y sin necesidad de tomarle el pelo ni robarle la cartera al personal, es lo que hace Big Data. Digamos que podía ser el típico Cristobalito Gazmoño que se encontraba en todas las clases, un Fraga de las tecnologías al que no sólo le cabe el Estado en la cabeza, sino todos los datos de una empresa, de una administración pública o de un grupo de ciudadanos independientemente del tamaño que tenga.

Así que recoge datos y más datos. Venga datos. Una vez que tiene todos los ingredientes, como si tuviera una batidora, los mezcla y remezcla y a continuación los pasa por el pasapurés para eliminar aquellos que no valen para nada. El resultado es una deliciosa crema de datos que sirven para analizar y sacar conclusiones de cómo reaccionará alguien en el futuro, qué es lo más conveniente para los clientes de una determinada empresa, cómo se comportarían los ciudadanos ante la inminencia de una contienda electoral (ojo, esto no es aplicable a España: seguiremos votando a la misma morralla) o simplemente cazar a aquellos que defraudan.

Esto es Big Data. Un Octavio Acebes de la tecnología con la diferencia de que las predicciones que lanza están basadas en pura pero compleja lógica y que gracias a ella logra acertar y predecir acontecimientos, ver pautas de comportamiento, etc.

Como todo, tiene sus ventajas y desventajas: La principal ventaja de todas es que nos ahorraríamos una pasta en organismos como el Centro de Investigaciones Sociológicas (bueno, este sin Big Data también lo podríamos cerrar), las empresas también gastarían mucho menos ya que no tendrían que contar con los estudios de las consultoras, etc. ¿Y lo malo? Lo negativo es que el espionaje de la NSA se puede quedar en un jueguecito para infantes. Matrix ha llegado y se queda… igual que el de las buenaventuras de la Sexta que no se va ni con aceite.

El vídeo de hoy lo pone un grupo de folk-pop neozelandés que adquirió un cierto éxito con su primer album y que se llama Avalanche City

Darle a un gato bebida isotónica Hacendado

Feo de los hermanos Calatrava.
Feo de los hermanos Calatrava.

En este post hablaré de aquello que busca la gente a través de Google y que gracias a esas búsquedas, alguien ha llegado, supongo que por casualidad, a TICreverente. En el post anterior mencionaba que una gran mayoría de las búsquedas tenían que ver con el uso de whatsapp y por este motivo le dedique un único post. En este analizaré las principales búsquedas genéricas o al menos las que son más surrealistas. Al igual que en el último post, las búsquedas se encuentra tal cual se escribieron. No tienen ningún tipo de edición para mantener el sentido de la búsqueda. Al igual que en el post pasado, la que me ha parecido la mejor, lleva el título del post. Estas son las principales:

1.- Que hacer si tu jefe no te pega. Sí, habéis leído bien. En la frase hay escrito un NO, con lo que existe alguien que no disfruta en su trabajo si el jefe no le pega. Quien quiera que escribiera esto tiene un serio problema. Puestos a imaginar e intentando llevar esta frase al terreno positivo, sólo se me ocurre una. Esta persona, tenía o tiene una relación con su jefe/a en la que predominaba el rollo “sadomaso” y o bien el tema cuero y fusta está languideciendo o bien al tipo le han sustituido por un nuevo superior más preocupado por las cifras de la empresa que por el látigo.

2.- Qué significa la sigla F.E.O.: Nada, majo. No significa absolutamente nada. Que el hermano de los Calatrava sea un Adonis griego en comparación tuya, no quiere decir que se hayan creado unas siglas o una asociación para que tú te sientas más aliviado. Yo te voy a ayudar: Feo significa horroroso, troll, uva pasa, amorfo, contrahecho,repelente,… en fin cualquier cosa menos un conjunto de siglas.

3.- cuando uno va a un supermercado uno observa el precio o la etiqueta? Esta búsqueda me tiene loco. Es como preguntar: Cuándo uno mira su smartphone, ¿qué observa? ¿el altavoz o la pantalla? O mejor aún: si uno va al cine, ¿qué mira? ¿los números de las butacas o la película? Por más que intento ponerme en el pellejo del que escribió la búsqueda no logro descifrar que pretendía encontrar…

4.- que reloj tiene carlos floriano? ¿De verdad a alguien le interesa el peluco que lleve este señor? Hombre, yo no lo sé y tampoco me importa, pero supongo que tratándose de un político de un partido en el que el presupuesto destinado a sobres supera al de folios estoy convencido de que un Swatch de plástico no lleva.

5.- darle a un gato bebida isotonica hacendado. Vamos a ver. Lo primero que llama la atención de esta búsqueda no es que alguien le quiera dar una bebida isotónica a un gato. No, eso es lo de menos. Lo importante de la búsqueda es que la bebida isotónica tiene que ser Hacendado. No vale Aquarius, ni Gatorade, ni siquiera la marca blanca del Día. Sólo puedo sacar una conclusión: ríete tú de las prácticas monopolísticas de Google. Mercadona le va a superar con creces, sobre todo cuando empiece a comercializar bebidas isotónicas para felinos.

6.- vecinas q les gusta exhibirse al cambiarse. Si es que como diría mi abuela, “vivimos en un mundo de degenerados en lugar de en uno de orden”. ¿A tu vecina le gusta exhibirse al cambiarse? ¿No será más bien que tú eres un poco voyeur? Piénsalo mejor de esta otra forma: Nadie te obliga a mirar a través de tu ventana para ver lo que hace tu vecina. Dicho de otra manera: si no fueras tan maruja o tan cotilla no sabrías que se contornea para ponerse la falda.

7.- como ser un poligonero. He de reconocer que este tipo me ha llegado al alma: el “pijolas “del barrio de Salamanca o de la “urba” de la Moraleja no puede soportar más llevar náuticos ni polos con la banderita de España. Prefiere las camisetas de los Ramones y la chupa de cuero. Lo suyo es el polígono de toda la vida. Donde esté el polígono Polvoranca o el Charco de los Peces que se quite la calle de la Forsita o Lagasca. Sus padres siempre le han presentado a chicas que se llaman Alejandra, Daniela, Valeria o Carlota … él siempre fue más de la Vane, la Jessi, la Jenni, o la Vero.

8.- personas malas regalando pelotas a los niños. Esta no cuadra. Si una persona es mala no va regalando pelotas a los niños. Hace muchos años, las madres solían decir que no aceptáramos ningún chicle, chuche, caramelo o similar de alguien que no conociéramos bien, porque seguro que “habían metido droga”. Ahora el narco es más moderno y ya que quiere enganchar a lo menores en el consumo, lo hace a lo grande: en pelotas de futbol llenas de sustancias psicotrópicas.

9.- gente que le gusta exhibirse en Facebook. Alguien que ha buscado esto es porque se ha sorprendido del exhibicionismo de la gente. Pues no te sorprendas. Si estás en Facebook es para exhibirte. Para eso, darle al cotilleo más puro y duro y colgar fotos, muchas muchas fotos. Cuantas más fotos cuelgues, mejor… pero eso no es exhibicionismo, ¿o sí?

10.- Finalmente aunque no es la más graciosa, si es la que mejor representa el carácter español. Tengo varias entradas con búsquedas de este estilo ¿Qué regalan en el Mobile World Congress? Y es que, a las ferias se va a lo que se va: a que te regalen bolsas, folletos, bolígrafos o cajas con caramelos Smint, aunque para ello tengas que perder un día entero. ¡Total, es gratis!

Hace dos semanas falleció Lou Reed. Un tipo al que he podido ver en tres ocasiones: la primera de ellas en un espectáculo bochornoso, la segunda en un aceptable concierto y la tercera en un brutal episodio del Rock and Roll. El tema para acompañar el post: Dirty Boulevard, incluído en uno de los mejores álbumes de este icono del rock: New York.